Círugia

Círugia

Ventajas generales:

La cirugía es quizá el medio más eficaz para tratar el cáncer. Cerca de 40% de los pacientes con cáncer se curan en la actualidad mediante cirugía. Por desgracia, una gran proporción de lospacientes con tumores sólidos (quizá 60%) tienen una enfermedad metastásica que no es accesible a la extirpación. Sin embargo, incluso cuando la enfermedad no puede curarse mediante la cirugía sola, la extirpación del tumor puede ofrecer importantes beneficios, como son el control local del tumor y la conservación de la función del órgano.

Cada vez se están poniendo en práctica con mayor frecuencia los métodos laparoscópicos para tumores abdominales y pélvicos primarios. Los adelantos registrados en la quimioterapia coadyuvante y en la radioterapia posquirúrgica han permitido una reducción sustancial en el alcance de la cirugía primaria necesaria para obtener los mejores resultados.

La cirugía puede ser curativa en un subgrupo de pacientes con enfermedad metastásica. Los pacientes con metástasis pulmonares de un osteosarcoma pueden curarse mediante la resección de las lesiones pulmonares. En los pacientes con cáncer de colon que tienen menos de cinco metástasis hepáticas restringidas a un lóbulo y ninguna metástasis extra hepática, la lobulectomía hepática puede producir una supervivencia sin la enfermedad a largo plazo en 25% de los pacientes seleccionados. La cirugía también se puede asociar a efectos antineoplásicos sistémicos. En el contexto de los tumores que responden a las hormonas, la ovariectomía, la adrenalectomía, o ambas, pueden controlar la producción de estrógenos, y la orquiectomía puede reducir la producción de andrógenos, ambos con efectos en el crecimiento de los tumores metastásicos.

Desventajas o riesgos de las cirugías:

Los riesgos y los efectos secundarios de la cirugía dependen en gran manera de cuánto tejido se removió y la salud general de la persona antes de la cirugía. Toda cirugía mayor conlleva algunos riesgos, incluyendo la posibilidad de un bajo riesgo de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, trombosis venosa profunda, infección de la herida quirúrgica, hemorragia, complicaciones de la anestesia y neumonía. En muchos casos, principalmente cuando los órganos afectados están relacionados con la digestión, es posible que los problemas de alimentación sean una inquietud por algún tiempo después de la cirugía.

Ejemplos:

En La cirugía de la mama uno de los síntomas más frecuentes tras la intervención es la disminución de sensibilidad o acorchamiento de la zona de la intervención. Esta pérdida de sensibilidad mejorará con el tiempo y suele desaparecer, aproximadamente, un año después de la cirugía. Aunque no es frecuente, en algunos casos puede aparecer una acumulación de líquidos en la zona de la cicatriz. Esta acumulación se denomina seroma, es relativamente blanda a la palpación y ligeramente molesta. Es necesario drenarla cada cierto tiempo para retirar el líquido acumulado y mejorar los síntomas. Suele desaparecer unos meses después de la cirugía sin dejar secuelas. El problema más importante y a tener en cuenta, a pesar de que no aparece en todos los casos, es el derivado de la extirpación de los ganglios linfáticos de la axila: el linfedema en el miembro superior homolateral. La incidencia es del 10 y 30% de los casos. Otros problemas potenciales son la limitación en el movimiento del brazo y hombro homolateral. La Trombosis Linfática Superficial es una complicación relativamente frecuente del tratamiento quirúrgico del cáncer de mama. Al extirpar nódulos linfáticos axilares (linfadenectomía), los vasos linfáticos que transportan linfa hacia esos nódulos linfáticos que ya no existen siguen derramándola (linforrea) hasta que las vías linfáticas se taponan (trombosan) pudiendo aparecer una reacción inflamatoria. El principal síntoma es el dolor, que recorre toda la cara interna del brazo y aunque normalmente llega hasta la flexura del codo, puede alcanzar la muñeca. El dolor aumenta cuando se coloca esa zona del brazo en tensión, cuando se lleva el brazo hacía atrás, con el codo y muñeca estirados y mirando hacia el techo. Esta posición estira el vaso linfático inflamado provocando dolor en todo su trayecto.

En el cáncer de páncreas las principales complicaciones son: el vaciamiento gástrico retardado (entre 1/3 y un 70% de los pacientes operados), la hemorragia postoperatoria inmediata y tardía (2% al 18% de los pacientes operados), las colecciones (pus) o fístulas (agujeros) pancreáticas, los abscesos intrabdominales, la infección de herida así como los trastornos fisiológicos inherentes a la insuficiencia pancreática exocrina.

En el Cáncer de cabeza y cuello el tratamiento quirúrgico es efectivo como tratamiento único en estadios iniciales y suele utilizarse en combinación con radioterapia en estadios avanzados.

Las ventajas del tratamiento quirúrgico en cáncer de cabeza y cuello:

- Es efectivo en el cáncer en estadios iniciales con una mínima morbilidad y una recuperación rápida.

- Permite el estudio histológico de la lesión y de extensión tumoral al cuello, lo cual proporciona información sobre el pronóstico, que es importante a la hora de planificar el tratamiento.

- Queda reservada la opción del tratamiento radioterápico para ser incluida en el tratamiento de posibles recidivas.

Las desventajas del tratamiento quirúrgico en cáncer de cabeza y cuello:

- En estadios avanzados pueden quedar secuelas funcionales y estéticas.

- Puede haber complicaciones derivadas del tratamiento quirúrgico (hemorragia, dehiscencia, infección).