Radioterapia

Radioteapia

Ventajas de la radioterapia:

La radioterapia es un componente del tratamiento curativo de diversas enfermedades, incluidos el cáncer mamario, la enfermedad de Hodgkin, el cáncer de cabeza y cuello, el cáncer de próstata y los cánceres que afectan al aparato genital de la mujer.

Con la radioterapia también se alivian síntomas en diversas situaciones: alivio del dolor óseo por metástasis; control de las metástasis en el encéfalo; reversión de la compresión de médula espinal y de la obstrucción de vena cava superior, reducción de masas dolorosas y mejoría de la circulación de aire en las vías respiratorias afectadas. En situaciones de alto riesgo, la radioterapia evita la aparición de la alteración meníngea y las metástasis encefálicas en la leucemia aguda y el cáncer de pulmón.

Desventajas de la radioterapia:

Este modo de tratamiento podría causar algunos problemas en el paciente. Algunos pacientes tratados con radiación pueden experimentar fatiga general del cuerpo. Este problema es más dominante en los pacientes que recibieron tratamientos de radiación para el cáncer de mama o el cáncer de próstata. Uno de los efectos secundarios más graves de la radiación es que podría resultar en impotencia para el paciente tratado. Cerca de la mitad de las personas tratadas con terapias de radiación desarrollan impotencia. Aunque esto puede ser menos perjudicial para los pacientes que han pasado sus años productivos, puede ser un problema grave para los pacientes más jóvenes.

El tratamiento con rayos de alta energía utilizado para destruir las células cancerosas a través de terapias de radiación podría también causar problemas urinarios como una micción frecuente. Muchos pacientes tratados con radiación experimentan el síntoma de la frecuencia de micción, particularmente los hombres tratados por una enfermedad de la próstata. Cualquier distorsión o debilidad de la uretra o vejiga resultantes de la radiación puede causar problemas de micción.

El tratamiento de radiación es un proceso prolongado. Las sesiones de terapia de radiación difieren según la dolencia y su gravedad. La media de la radiación para recibir en un tratamiento para el cáncer de próstata puede necesitar aproximadamente 30 o más sesiones. El elemento tiempo podría ser desafiante para el paciente en términos de necesidades de transporte y de costo.

Los pacientes podrían presentar algo de irritación rectal, como por ejemplo urgencia para ir al baño, incomodidad, diarrea y/o micción frecuente e incómoda. Además, la piel en el área tratada podría resecarse. Es inusual que haya enrojecimiento o dolor. La radioterapia puede causar también la pérdida del vello en la pelvis. Dicha pérdida puede ser temporal o permanente, dependiendo de la cantidad de radiación usada. La radiación de la región del cuello y la cabeza sueleproducir insuficiencia tiroidea. Las cataratas y la lesión de la retina pueden culminar en ceguera. Las glándulas salivales dejan de secretar saliva y ello causa caries dentales y deficiencias en la dentición.También pueden afectarse el olfato y el gusto.

La radiación del mediastino multiplica por tres el riesgo de infarto de miocardio fatal. Otros efectos tardíos en los vasos son la pericarditis constrictiva crónica, la fibrosis pulmonar, la estenosis de vísceras huecas, la sección medular y la enteritis por radiación. Un efecto grave tardío es la aparición de un segundo tumor sólido dentro del campo de radiación o muy cerca del mismo. Pueden aparecer tumores en cualquier órgano o tejido, y lo hacen con una frecuencia aproximada del 1% anual desde el segundo decenio después del tratamiento.

La susceptibilidad a la carcinogénesis por radiación varía en algunos órganos. Las mujeres menores de 30 años presentan una incidencia de cáncer mamario 100 o más veces mayor después de la radiación del tórax o de su aplicación "en manto" (que abarca los ganglios cervicales, supraclaviculares y de las zonas cercanas al mediastino y al hilio pulmonar); las mujeres tratadas después de cumplir los 30 años presentan un incremento mínimo o nulo del riesgo de cáncer mamario. Ningún dato sugiere que la radiación terapéutica tenga una dosis umbral por debajo de la cual disminuya la incidencia de segundos cánceres.Se han documentado tasas elevadas de segundos tumores en personas sometidas a tan sólo 1 000 cGy.

Desventajas de la braquiterapia:

En el caso de la braquiterapia suele utilizarse para tratar tumores encefálicos y cáncer cervicouterino. El problema de esta modalidad es la pequeña magnitud de los efectos de la radiación (ley del cuadrado inverso) y la imposibilidad de conformar la radiación para que abarque todo el volumen diana.

El tejido normal puede quedar muy expuesto a la radiación y, así, surgir enteritis o cistitis en el cáncer cervicouterino o una lesión del encéfalo en los tumores cerebrales.