Gorgojos

Gorgojos

Los curculiónidos (Curculionidae), conocidos como gorgojos y picudos, son una familia de coleópteros polífagos, la más importante y diversa de la superfamilia Curculionoidea. Son fitófagos (se nutren con alimentos vegetales).

Características

Nace caracterizan por tener su aparato bucal masticador en el extremo de una probóscide o rostro que puede ser relativamente masiva, o larga y estrecha, según las especies. Las antenas, de extremo mazudo, quedan resguardadas en unos surcos a lo largo de la probóscide. La construcción del cuerpo es masiva, pero el tamaño es generalmente pequeño cuando se comparan con otros escarabajos. Es una de las familias de animales más diversa y rica en especies. Otra característica de estos pequeños organismos es que tienen el caparazón duro, que es lo que cubre al abdomen.

¿Cómo se consumen?

Aún así, el furor de la terapia continúa. “Llevo 5 días comiendo los bichitos. Tuve cáncer de mama hace años atrás y me dijeron que son buenos para todo, incluso que se baja de peso”, comenta Belén Espinoza.

Sin que medie una ciencia cierta, existen varias personas en el país que los están tomando, confiando solo en lo que escucharon. Su uso, se promueve como complemento extraordinario a un tratamiento médico y obtener los insectos es gratis.

Para tener en cuenta, los coleópteros, científicamente citados como tenebriónidos, miden cinco milímetros. "La forma del gorgojo sanador es oblonga, aplanada, la cabeza es prognata, tiene ojos compuestos, posee fuertes mandíbulas lo que caracteriza a estos trituradores, las son fuertes y caminadoras, el abdomen tiene diez segmentos bien diferenciados entre sí…."

Se comen vivos, sin morderlos, con agua o mezclados con yogur, leche, miel, helados, jaleas o dentro de cápsulas vacías.

Mantenerlos, criarlos y que se multipliquen va por cuenta de quien los use. Hay que tener una pecera o frascos de vidrios y alimentarlos con harina de salvado, maní, avena o azúcar y rociarlos con agua mineral sin gas. El hábitat se debe mantener estéril para evitar que los insectos se contaminen con microbios indeseables.